Instituto de Diagnóstico La Plata

NOTICIAS

NOVEDADES MÉDICAS

fotografía

iconoDisfagia

La gravedad de la disfagia puede variar desde una dificultad moderada hasta la imposibilidad total para la deglución. Es un cuadro clínico con alta prevalencia en muchos pacientes con enfermedades neurológicas y en adultos mayores. Puede afectar hasta el 30-40% de la población de más de 65 años. Entre las causas más frecuente se encuentran la Enf. de Parkinson, Enf. de Alzheimer, Accidente cerebro vascular (ACV), Esclerosis lateral amiotrófica (ELA), Cánula de traqueostomía, Reflujo gastroesofágico.

 

Síntomas

Los síntomas y/o signos más frecuentes son:

-Tos y/o carraspeo durante o después de las comidas e ingestas de líquidos.

-Atragantamientos frecuentes.

-Voz húmeda post deglución.

-Comer mucho más despacio de lo habitual.

-Mantener la comida en la boca.

-Desinterés por comer, debido a que la dificultad le genera un gran esfuerzo.

-Prótesis dental desadaptada.

-Fuerza y eficacia masticatoria descendida.

-Sensación de cuerpo extraño en la garganta.

-Pérdida de peso.

-Dificultad para tomar los medicamentos.

 

 

¿Cuáles pueden ser sus complicaciones?

La disfagia puede producir dos tipos de complicaciones graves:

1-Alteraciones en la eficacia de la deglución puede provocar desnutrición y/o deshidratación.

2-Alteración en la seguridad de la deglución puede causar una aspiración a las vías respiratorias que conlleva un alto riesgo de neumonía (neumonía por aspiración).

¿Quiénes evalúan y tratan la disfunción deglutoria?

Debido a las distintas patologías que provocan disfagia su diagnóstico y tratamiento requiere un enfoque multidisciplinario conformado por: gastroenterólogo, clínica médica, neurólogo, cirujanos, geriatras, técnico radiólogo, enfermería, nutricionista, fonoaudiólogo, entre otros.

El profesional fonoaudiólogo, a través de la evaluación clínica y dinámica de la deglución (videodeglución) realiza el diagnóstico y define el tratamiento de la recuperación de la deglución, determinando el tipo de ingesta oral que cubra los requerimientos nutricionales e hídricos que requiere cada paciente, evitando complicaciones nutricionales, respiratorias y mejorando su calidad de vida.

 

Departamento de Fonoestomatología.

Lic. Arteaga, Liliana

Ver más Noticias